Blog     Salud y autocuidado: recomendaciones en días de teletrabajo

Salud y autocuidado: recomendaciones en días de teletrabajo

La Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) entrega una serie de recomendaciones psicológicas para que trabajadores lleven de mejor forma los largos periodos desempeñando funciones desde el hogar.

header_articulo_blog_contigoenladistancia

Como te contábamos en publicaciones anteriores, la emergencia sanitaria desatada por el covid-19 ha significado un gran cambio en nuestra forma de trabajar: hoy tres de cada cuatro personas se encuentra desarrollando sus labores a distancia y con la recomendación de permanecer en sus hogares, transformando por completo los patrones de comportamiento y sociabilización que solíamos tener.

Lee también: "Teletrabajo: herramientas esenciales para un home office efectivo"

Por esta razón, los expertos de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) han recopilado una serie de recomendaciones que buscan prevenir malestares psicológicos frente a la situación de confinamiento de los trabajadores. 

Como recomendación general, la institución señala que una buena práctica es que las personas puedan centrarse en la idea que no salir estarían aportando al bien común. A continuación, Rindegastos te entrega algunas acciones aconsejadas por la ACHS que podrás poner en práctica a lo largo de tu día para que también puedas cuidar tu salud física y mental en estos días de teletrabajo

Descarga el Ebook:Las claves del liderazgo a distancia

Acciones de autocuidado en días de teletrabajo 

 

1. Acciones durante tu rutina laboral 

La clave para el autocuidado en este escenario de teletrabajo es lograr separar de la mejor forma posible tu vida laboral de tu vida personal. Algunas acciones que puedes realizar son: 

  • Comenzar el día manteniendo las mismas rutinas que solías tener: ducharte, hacer la cama y cambiarte de ropa. 
  • De ser posible, no trabajar en la misma habitación donde duermes. En caso de que esto no sea posible, intenta separar visualmente el espacio de trabajo. 
  • Mantener tu lugar de trabajo limpio y ordenado.
  • Planificar tu jornada laboral y generar “hitos de avance” que te permitirán un seguimiento efectivo de tus tareas a desarrollar.

 

¿Y si tienes hijos? Algunas recomendaciones adicionales: 

  • Separar el trabajo de la familia también es importante. Explica a tus hijos e hijas la situación, comentándoles que el aislamiento es por precaución, que no se trata de vacaciones y que deberán establecer una rutina para organizar los horarios. 
  • Una buena recomendación es que, al menos en la mañana, mientras tú trabajas, ellos hagan las tareas o actividades educativas. 

 

2. Acciones para darte una pausa activa

Cuando estás en la casa, los tiempos entre el trabajo, el descanso y la vida personal pueden ser difusos. Por eso, al momento de planificar tu día de teletrabajo, es importante generar pausas, previniendo el agotamiento laboral y psicológico. Algunas acciones que pueden realizar son: 

  • Si estás en tu casa, buscar que estas pausas sean para la relajación u ocio, no momentos para actividades domésticas. Leer un poco, comer un snack saludable o jugar con tus mascotas son opciones. 
  • Si tienes posibilidad, aprovechar el aire libre. Un poco de sol en el patio o balcón por unos minutos es saludable. 
  • Mantener las pausas para las comidas: la recomendación es tener al menos tres comidas al día, el desayuno antes de iniciar la jornada laboral, el almuerzo a mitad de la jornada y la comida al finalizar el día. Recuerda evitar almorzar frente al computador. 

3. Acciones una vez terminada tu jornada laboral 

Para el autocuidado es clave que mantengas una separación entre la vida laboral y la vida personal, y una de las mejores formas de hacerlo es mantener los horarios de trabajo definidos. Por eso, es clave que al momento que tu jornada laboral finalice puedas cerrar tu computador y poner en práctica estas acciones: 

  • Encontrar cosas que hacer, pensando en actividad de ocio. Leer, hacer deporte en casa o reparar cosas que hace tiempo teníamos olvidadas en el hogar. 
  • Limitar la tecnología y privilegiar actividades físicas o manuales es recomendable. 
  • Hablar con amigos o familiares de forma regular es clave para disminuir la sensación de soledad. Conéctate con las personas con las que tienes vínculos afectivos, ya sea por llamada por teléfono o videollamada. 

Finalmente, al terminar tu jornada o el fin de semana, imaginar que el lugar de trabajo está cerrado, no entres ni para limpiarlo, ni para mandar “un pequeño mail”.

Descarga el Ebook:Las claves del liderazgo a distancia