Blog     Guía práctica para desarrollar el Plan de Movilidad en tu empresa

Guía práctica para desarrollar el Plan de Movilidad en tu empresa

Esta planificación permite optimizar el uso de recursos y promover la seguridad de los trabajadores en torno a los desplazamientos que se realizan para cumplir con sus labores.

En tu empresa, ¿hay trabajadores que se movilizan para concretar la entrega de productos o servicios, asistir a reuniones o realizar viajes de negocios? Si la respuesta es afirmativa, es momento que comiences a pensar en la importancia de implementar un Plan de Movilidad.

Si nunca habías escuchado hablar sobre este modelo, a continuación te contamos cómo desarrollarlo dentro de  tu compañía.  

 

¿Qué es un Plan de Movilidad?

Es aquella planificación que las empresas realizan para dar respuesta a tres problemáticas clave en torno a los traslados de los trabajadores de una empresa:

  • Reducir la siniestralidad laboral, promoviendo la seguridad y salud en los desplazamientos.

  • Implementar normas sostenibles, minimizando los posibles efectos nocivos sobre el medio ambiente de estos traslados.

  • Y, especialmente, optimizar la utilización de recursos, como por ejemplo uso del tiempos, combustible y rutas más favorables.

En Chile, los planes de movilidad son voluntarios para las empresas y pueden regirse por los criterios de la norma ISO-39001.

 

Pasos para implementar un Plan de Movilidad

  1. Instaurar un Gestor de Movilidad: figura clave en la tarea de instaurar esta planificación, persona que generalmente está ligado a las áreas de prevención de riesgos. Debe ser nombrado por la dirección de la empresa y su misión será elaborar, desarrollar y gestionar activamente el plan. Esto incluye definir los objetivos del plan y el cumplimiento de las acciones a desarrollar. Además, debe impulsar una cultura de movilidad a través de actitudes seguras.
  2. Crear una Comisión de Seguridad: dependiendo del tamaño y características de la empresa, la dirección puede evaluar crear además este equipo de trabajo que apoye la elaboración, desarrollo e implantación del Plan de Movilidad. De ellas pueden participar tanto miembros del directorio como representantes de la empresa, para encontrar las acciones que respondan de mejor forma a las necesidades de movilidad de la empresa. Para ir evaluando las acciones y cumplimiento de objetivos es importante establecer la periodicidad de reunión de la comisión.
  3. Realizar un diagnóstico y programa de trabajo: el primer paso para la planificación estratégica de esta iniciativa es conocer los puntos débiles sobre los que se deberá actuar. En base a este se definirán los lineamientos, fases, fechas de implantación, responsables y recursos del Plan de Movilidad. Muy importante considerar en este punto los datos de accidentabilidad y los principales medios de transporte utilizados por los trabajadores.
  4. Comunicar el plan: una vez definido los lineamientos y acciones, se requiere que los trabajadores conozcan de qué se tratará el Plan de Movilidad para poder ir haciéndose parte de él.
  5. Evaluar resultados: de acuerdo a los tiempos establecidos en la planificación, es fundamental medir los resultados de las acciones implementadas, por ejemplo revisando las tasas de accidentabilidad, los gastos implicados en las rendiciones de los traslados o viajes de negocios, o en las percepciones de los trabajadores.


Recuerda que si los planes no se miden no pueden evaluarse, y en esta tarea una herramientas que puede ser muy útil es la plataforma Rindegastos, que te permitirá llevar un completo registro respecto a los gastos que tus trabajadores están realizando en torno a traslados o viajes de negocios, sin completar planillas y a un solo clic de distancia. 

aplicación tecnológica rendición de cuentas