Blog     Internet de las Cosas: 4 cambios que genera en la forma de trabajar

Internet de las Cosas: 4 cambios que genera en la forma de trabajar

Una revolución tecnológica que no solo ha dado nueva vida a los objetos que nos rodean, sino que también ha cambiado nuestro desempeño profesional. Hoy trabajamos en entornos altamente conectados y donde la recopilación de datos ha creado innovadores modelos de negocios.

 ¿Te has detenido alguna vez a pensar el enorme potencial que tiene –por ejemplo– el teléfono inteligente que utilizas a diario? Este pequeño artefacto que cabe en tu bolsillo no solo permite conectarte con cientos de personas y lugares con tan solo un clic, sino que actualmente es capaz de almacenar miles de datos relacionados a tu estilo de vida y transformarlos en información útil para hacer más fácil la toma de decisiones.

Es que así funciona el Internet de las Cosas, una de las más grandes revoluciones tecnológicas del último tiempo, que ha dotado de conectividad o “inteligencia” a los objetos cotidianos. Funcionalidades que cada vez se vuelven más necesarias para desempañarse exitosamente en el mundo de los negocios.

¿Qué entendemos por Internet de las Cosas?

De acuerdo al reporte Internet of Things desarrollado por Internet Society, el término “fue empleado por primera vez en 1999 por el pionero británico Kevin Ashton, para describir un sistema en el cual los objetos del mundo físico se podían conectar a Internet por medio de sensores”. Estos eran utilizados en las cadenas de suministro corporativas para contar y realizar un seguimiento de las mercancías sin necesidad de intervención humana.

Casi dos décadas después, el término Internet de las Cosas (IoT) se ha popularizado para describir escenarios en los que la conectividad a Internet y la capacidad de recopilación de datos se extienden a una variedad de objetos, dispositivos, sensores y artículos de uso diario.

Y las proyecciones son de tal impacto que se anticipa que para el año 2025 habrá hasta cien mil millones de dispositivos conectados a la IoT y que su impacto será de US$ 11.000.000.000.000.

4 formas en que el IoT está cambiando la forma de hacer tu trabajo

Todos estos cambios en los artefactos que nos rodean sin duda han cambiado la forma en que desempeñamos diariamente nuestras labores profesionales. Y ese fenómeno solo proyecta crecer. Algunos de estas incorporaciones son:  

 

1. Trabajamos más conectados

Gracias al Internet de las Cosas las distancias se han acortado y la comunicación se ha facilitado, sobre todo en espacios de difícil acceso. El ejemplo más claro es la tecnología 5G presenta el gran parte de los teléfonos móviles, que ha favorecido la comunicación en industrias como la agricultura, minería y construcción.

 

2. Más y mejores datos

El Internet de las Cosas también favorece un mejor manejo de la información. A través de la conexión a dispositivos con sistemas centralizados, su recopilación y análisis se vuelve mucho más sencillo. De esta forma, la digitalización de datos y su gestión en una sola plataforma permite a las empresas ser más productivas, identificando patrones de actividades, monitoreando en rendimiento de los equipos y, por sobre todo, ahorrando tiempo y dinero a los procesos al interior de la empresa.

Tal es el caso de Rindegastos, que a través de dispositivos móviles permite ingresar datos sobre rendición de gastos asociados a al uso de Uber o Cabify, solo reenviando el comprobante a recibos@rindegastos.com. De esta forma un viaje "físico" puede quedar en un clic registrado en datos y ser reembolsado por la empresa.

 

3. Una mejor relación con los clientes

Los avances en Internet de las Cosas se pueden ver también en las áreas de marketing, especialmente en la relación que los negocios entablan con sus usuarios. Hoy en día los aparatos comparten automáticamente información sobre su apreciación de las marcas. Esto permite precisar de mejor forma quiénes están comprando y cómo fue su experiencia con el producto o servicio.

4. Tecnología accesible y ecológica

Los negocios que en un futuro buscan mantenerse sustentables en el tiempo deben aspirar a ser más verdes. Gracias al Internet de las Cosas, las empresas hoy pueden hacer más eficientes sus procesos, pero también sus entornos de trabajo. Esto incluye sistemas de control que, conectados a internet, pueden reducir gastos y se aprovecha al máximo la energía.

Suscríbete al Blog

Únete a los miles de suscritos y entérate de lo último relacionado a Rindegastos y al mundo TIC.

Búsqueda