Blog     Factura electrónica: El ejemplo Mac

Factura electrónica: El ejemplo Mac

Las empresas de tecnología llevan la delantera en la carrera digital. La venta de aparatos de última tecnología se ha extendido a su relación con el consumidor, integrando a la venta en el compromiso medioambiental. Mac, por ejemplo, cuenta con un sistema de factura electrónica haciendo desaparecer el soporte físico como garantía de compra. Esta práctica, replicada en otras partes del mundo, ya siembra sus primeros frutos en Latinoamérica.

Entrar a Mac como cliente es toda una experiencia. Al comprar en países desarrollados, una vez hecha la decisión de compra cada vendedor ingresa tus datos en un aparato portable, entre los cuales pide tu correo electrónico, y en cuestión de segundos la boleta está en tu bandeja de entrada. La compañía fue una de las primeras en adoptar la factura electrónica a nivel persona y ello lo expone como un referente a seguir. ¿Cómo repercute esto en el resto del mundo? Perú, Uruguay y Chile son tres referentes regionales en vías de la facturación digital.

CHILE, SU INCIPIENTE ADAPTACIÓN

En enero de 2014 el Diario Oficial publicó la ley que establece el uso obligatorio de la factura electrónica. Ello implica que aproximadamente 500.000 contribuyentes se incorporarán al sistema en sus distintas etapas, hasta 2017 cuando la medida se extienda de manera obligatoria tanto para grandes como pequeñas empresas. El cambio paulatino desarrollado desde hace un año y medio ha sido considerable, suponiendo distintas áreas de soporte del SII. Si en Chile el soporte público ha sido el principal motor del cambio, algo distinto sucede a escala regional.

URUGUAY LLEVA LA DELANTERA

El proceso de facturación electrónica ha alcanzado niveles mucho más profundos en Uruguay, abriéndose un nicho de mercado para las propias empresas de software, que en vista del nuevo negocio, crearon sus propios sistemas dando soporte a clientes en todo el proceso de transición, adaptándose a cada rubro de negocio. Para Mario Celano Meyer, fundador y director de ZetaSoftware, “es un antes y un después en la gestión de empresas, transformando la forma en que se comunican y hacen negocios con sus clientes".

EL CASO PERUANO

SERES, empresa especializada en la automatización de procesos documentales y de servicios de interconexión, realizó un estudio que determinó un ahorro del 68% de sus costos al adaptar el sistema de facturación electrónica, específicamente en Perú. Esta evolución a la tradicional boleta física les permitió concluir que la medida no sólo era beneficiosa para el cuidado de la naturaleza, sino también para la salubridad del trabajador. La misma investigación aportó que 1 millón de facturas electrónicas automatizadas ahorran alrededor de 600 horas de trabajo, que para una empresa supondría cientos de jornadas laborales. “El proceso de facturación tradicional es rutinario, los errores son frecuentes y no aporta ningún valor añadido a la compañía –sostuvo Carlos Velamazán, director de la unidad de negocio de América de SERES–. Estas tareas se podrían aprovechar con el uso de la e-factura”, agregó.

Suscríbete al Blog

Únete a los miles de suscritos y entérate de lo último relacionado a Rindegastos y al mundo TIC.

Búsqueda